11 jun. 2010

Nace este proyecto



La autora, antropóloga y activista por los derechos del nacimiento Sheila Kitzinger creó hace unos años la red de apoyo telefónico: Birth Crisis, en el Reino Unido, con la intención de escuchar a las mujeres que tras haber dado a luz a sus hijos, se encontraban de alguna manera traumatizadas por la experiencia.

Este trauma viene de varios puntos; violencia obstétrica a veces, falta de sensibilidad por parte de aquellos que rodean a la mujer en un momento tan importante o la pérdida de control durante una experiencia tan trascendental como el parto, pero lo que tienen en común estas mujeres es la soledad en la que experimentan el sufrimiento posterior.

La medicina convencional tiende a tratarlas como deprimidas, la sociedad suele suprimir su sentimiento por falta de información y ante la evidencia del bebé como producto positivo de este proceso. La pareja, que a veces también ha experimentado el trauma, no ha sufrido la parte física y por lo tanto sus necesidades son otras, en la mayor parte de los casos no quieren hablar del tema, mientras que para la mujer esta experiencia se presenta casi de continuo en forma de pesadillas, flashbacks, o simplemente al visitar a su médico de cabecera o un hospital reviven la experiencia.

Creamos ahora en España nuestra versión del mismo proyecto.

Lo único que necesitan a veces estas mujeres es la confirmación de que lo que sienten es real y tiene sentido, como un primer paso hacia la aceptación y por lo tanto curación. Cabe recordar que este sufrimiento suele ser experimentado durante la creación de la familia como estructura, a veces durante el posparto de un segundo o tercer hijo. Que las madres sean escuchadas en este momento de su vida es esencial para una familia sana y por tanto una sociedad sana.

Ser escuchadas con el corazón es lo que les ofrecemos en la
Red Estatal de Apoyo Emocional al Estrés Post Traumático Posparto


Nota de prensa