9 nov. 2013

Decálogo

1- Escuchando con el corazón es un proyecto de voluntariado social nacido en 2010, consistente en una red telefónica de escucha a mujeres que se sienten emocionalmente afectadas tras un parto traumático.

2- Este proyecto se basa en Birth crisis, red creada en Reino Unido por Sheila Kitzinger. En Escuchando con el corazón atendemos llamadas en los idiomas indicados en nuestra tabla de voluntarias.

3- La OMS define la salud como "un estado de completo bienestar físico, mental y social", bienestar del que carecen las usuarias de nuestra red. Ellas sufren de flashbacks, pesadillas, ataques de pánico... Viven en alerta permanente y frecuentemente con sentimientos de culpa por lo ocurrido en sus partos.

4- Las voluntarias de la red Escuchando con el corazón trabajamos de manera desinteresada. Si alguien le ofrece ayuda usando nuestra asociación con ánimo de lucro, le recomendamos que no la acepte y se ponga en contacto con nosotras.

5- Para ser voluntaria de esta red es necesario tener una profesión o una formación relacionada con la maternidad y asistir a nuestro taller Escuchando con el corazón (modalidad presencial u online), que se organiza de forma periódica.

6- Nuestra red presta un servicio de escucha reflexiva y empática a las mujeres que acuden a ella. Nos abstenemos de juicios y valoraciones, dándoles el espacio necesario para que se escuchen a sí mismas y empiecen a integrar la experiencia traumática.

7- Lo único que necesitan a veces estas mujeres es la confirmación de que lo que sienten es real y tiene sentido, como un primer paso hacia la aceptación y la curación. Que las madres sean escuchadas en este momento de su vida es esencial para una familia sana y por tanto una sociedad sana.

8- Las voluntarias no somos psicólogas ni pretendemos suplir a estos profesionales. Nuestra labor se centra en ayudar a las mujeres a dar sentido a su dolor, a ponerle nombre, porque su mayor problema es la falta de aceptación familiar, social e institucional del mismo.

9- Nuestra red espera servir para mejorar la forma en la que algunas mujeres viven su maternidad y reivindica por canales paralelos la mejora de la atención perinatal, para evitarles el estrés y el sufrimiento en un momento tan trascendental de su vida afectivo-sexual como lo es el parto.

10- En Escuchando con el corazón agradecemos los comentarios de las usuarias sobre la atención recibida para poder mejorar nuestro trabajo, así como la colaboración de otros profesionales y asociaciones en la difusión de nuestra red.